Reglas de oro para sobrevivir como extranjero en Suiza

Para tratar de facilitar la integración de los mexicanos (y otros latinoamericanos) a estas no tan cálidas tierras suizas, un intento de compendio de las reglas no escritas de conducta en la Suiza Alemana.
Toda sugerencia basada en experiencias propias será agradecida y agregada al final.

Reglas de Oro para sobrevivir como extranjero en Suiza:

1. El domingo está prohibido básicamente todo: lavar ropa, cortar el pasto, aspirar la casa, tocar música a volumen que sobrepase el mínimo.
Excepciones a esta regla son: Ir a la iglesia y hacer grill = carne asada al carbón, pero exclusivamente en verano.

2. Si vives en un edificio, está estrictamente prohibido usar la ducha después de las 10pm. Si acaso vives en Parterre (piso bajo) puedes intentarlo, pero no se te ocurra cantar en la regadera.

3. Aquí no se dice las 10pm, se dice las 22 hrs.

4. Después de las 9pm (ojo: 21 hrs) está estrictamente prohibido llamar por teléfono a cualquier suizo (los mexicanos tenemos abierto hasta las 11pm).

5. Puntualidad significa: si tienes cita a las 11:00, debes llegar a las 11:00. No a las 10:59, ni mucho menos a las 11:01.

6. Si les hablas en Hochdeutsch (alto alemán) y te contestan en Schwiizertütsch (o Bärntütsch, Baslertïtsch o cualquier otro Tütsch) no es mala onda ni grosería, es que ya te tienen confianza.

7. Si te avientan algo, por ejemplo sobre la mesa, para dártelo, no es mala onda, es normal.
Si golpean con la palma de la mano sobre la mesa mientras platican contigo no están enojados, solo significa que en serio creen en lo que dicen.

8. Si alguien que no te conoce se te queda mirando con cara seria, no es que quiera secuestrarte, ni te está tirando mala vibra. Simplemente es normal.

9. Si caminas por la calle, toma siempre la derecha. Si alguien camina lento, rebásalo por la izquierda. No es necesario que saques la mano para hacer señales ni nada similar. Caminar sobre el lado izquierdo de la banqueta es mal visto.

10. Nunca pero nunca, cruces la calle mas que en la esquina sobre las lineas amarillas. Si hay semáforo de peatones, espera a que te marque el paso. Aunque no venga ningún vehículo hasta el horizonte. Esto se suaviza mientras más al oeste de Suiza te encuentres: en Berna la gente se cruza a la mexicana pero en Zurich no te libras de un regaño. Si tienes mala suerte y te ve un policía, es multa.

11. Si estás invitado a una cena y se te antoja darle un sorbo a tu copa de vino, evítalo a toda costa. Si das una mirada discreta alrededor, verás que nadie ha tocado su copa, así vayan a la mitad del segundo plato. Es necesario esperar a que el anfitrión haga el brindis.



12. Cuando se haga el famoso brindis, siempre debes mirar a los ojos a la persona con quien brindes directamente a los ojos. No hacerlo se ve mal.

13. Si vas manejando en carretera y se te pega el de atrás a 20 cm no son guaruras que quieren apañarte, ni te están agrediendo, así manejan todos. Y además a mínimo 120 kmh.

14. Que no se te ocurra ni por accidente y menos por descuido dar la vuelta en el coche sin usar la direccional, te fulminan con la mirada.

15. Prohibido visitar a un suizo sin hacer previa cita, con hora fija (OJO puntualidad estricta).
Las visitas espontáneas como en México y el resto del mundo están estrictamente prohibidas.

16. Si eres invitado (previa cita) a visitar a alguien, no te presentes nunca con las manos vacías. Son de rigor un ramo de flores (ojo: si eres hombre para las señoras, no para señores), una botella de vino o caja de chocolates (ahí no hay discriminación de género).

17. Si alguien celebra cumpleaños en la oficina llega (normal) con un regalo. Toma en cuenta que luego van posiblemente a desayunar o de perdida de z’nüni (ápero es muy probable, con quesitos y vinitos) y que todo corre por cuenta del pobre anfitrión/a. Así que el regalo es bien merecido.

18. En los restaurantes los cocineros se van de las 2 a las 5, así que ni se te ocurra llegar a pedir comida como mexicano a las 2, si no quieres quedarte en ayunas o recibir miradas que matan.

19. En México y otros lugares de cultura latina, comer en casa ajena y dejar algo en el plato es obligado. En Suiza (y otros lugares de cultura nor-europea), dejar algo en el plato significa que no es de nuestro agrado. Así que te lo acabas, aunque esté feo.

20. No hables por celular cuando vas en el tranvía. A la gente local no le gusta el ruido mientras va/viene de su trabajo.

21. No uses Pants, solo para hacer ejercicio, y cámbiate al salir a la calle. Te pueden catalogar negativamente.

22. Cuando llegues a casa de alguien tienes que quitarte los zapatos antes de pasar la puerta. Me recuerda una genial anécdota de un amigo que vino de México. Lo invitamos a cenar y había raclette y ya estaba todo listo sobre la mesa cuando llegamos. Se quitó los zapatos y entramos. De pronto me miró, apenadísimo, y me dijo en voz baja: “oye, lo siento mucho pero creo que me huelen los pies”… ¡Era el queso!

23. Por la regla anterior: estrictamente prohibido no cambiarse diario de calcetines, o usar calcetines que tengan un hoyo o similar.

24. Una que se aplica a toda Europa: en cualquier restaurante puede llegar a sentarse alguien a tu mesa sin siquiera saludar. Ocupas tu silla, y no más que eso.

25. Como para todo hay que hacer cita, incluso para tomarse un café con amigos, es necesario tener una agenda y llegar con absoluta puntualidad a las citas.

26. Como me dijo un suizo cuando apenas llegué al país hace 20 años: “cada suizo es un policía”. Aquí no funciona eso de voltear a ver si no hay patrulla y pasarse el alto. Cada persona que te vea romper una de las reglas aquí descritas, va a regañarte como a niño chiquito si se te ocurre romper alguna de ellas. Si no estás dispuesto a tener que hacer TODO exactamente como ellos lo hacen, no puedes vivir en Suiza.

27. Nunca intentes ayudar a una viejita suiza alemana a bajar del tren, cruzar la calle o similar, antes de pedirle permiso para ayudarle. En el 50% de los casos se asusta e incluso puede darte con el paraguas.

28. Es estrictamente prohibido decir a los suizos alemanes que se parecen a los alemanes. De verdad pueden ofenderse muchísimo, aunque sea totalmente cierto.

29. Se saluda dando tres besos (hombre – mujer), también al ser presentados.

30. Es mal visto no reciclar. Hay que separar el PET por un lado, el papel viejo por otro, el vidrio por otro, el metal y aluminio por otro y el cartón por otro.

31. Al llevar a tirar el vidrio y metal al depósito, hay que separar vidrio blanco, verde y café.
Un verdadero suizo lava todos los frascos y botellas en la lavaplatos, y al tirarlos van rechinando de limpios. Si consideras que es basura y no los lavas, debes evitar a toda costa que te vea un suizo o sufrirás el usual regaño.

32. Lo mismo se aplica para el metal: lavado. Pero hay una concesión: puedes tirar las latas de acero junto con el aluminio, pues lo separan con un imán gigante al reciclarlo.

33. Si haces grill (el periodo reglamentario para hacerlo son los sábados del verano, y todo grill hecho fuera de esos tres meses suele ser castigado con miradas desaprobadoras) tienes que considerar cuidadosamente la dirección que sigue el viento. Si los vientos dominantes hacen que el humo vaya hacia el jardín del vecino, debes hacerlo con un grill de gas o eléctrico, bajo riesgo de recibir un regaño del vecino. Que el humo invada un jardín ajeno es considerado inaceptable.

34. Si te gusta el helado, mala suerte. Su consumo está limitado al verano. La excepción son los helados comerciales que venden en los kioskos.

35. Los suizos son ahorrativos. Todo artículo de temporada (guantes, bufandas, shorts, sombreros, artículos para grill, etc.) se fabrica en cantidades limitadas, que cubren las necesidades del mercado, de forma que no haya sobrantes. De modo que si viene el invierno, tienes que comprar por ejemplo guantes durante los meses del otoño. Si los buscas en pleno invierno, encontrarás que las existencias se han agotado. Lo mismo se aplica a cualquier otro artículo de temporada.

¿Se te ocurren otras reglas no escritas para completarlo? escribelas en los comentarios de abajo.

Este articulo fue escrito por Luis Tovar Schoener, en colaboración con el grupo de Facebook MEXICANOS VIVIENDO EN SUIZA

DSC06550

No olvides visitar nuestro canal de youtube

Enamorada del planeta.

Me apasiona ayudar a otros a cumplir su sueño de viajar, intento hacerlo contando mis experiencias viviendo y viajando en diferentes partes del mundo.

Comments

comments

Esmeralda Morrison

Enamorada del planeta. Me apasiona ayudar a otros a cumplir su sueño de viajar, intento hacerlo contando mis experiencias viviendo y viajando en diferentes partes del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *